XIX años del álbum Irreligious

El pasado 29 de julio, el álbum Irreligious de Moonspell cumplió 19 años, por tal razón, Fernando Ribeiro nos brindó un fragmento que escribió para la biografía delos años XX de la banda en el que nos cuenta sobre sus inicios. Aquí la traducción al español.

—————

”En cuanto al aniversario XIX del nuestro álbum Irreligious (¿debería sentirme viejo u orgulloso? No sé), reproduzco el texto que escribí hace tres años para el libro oficial de los XX años de Moonspell.
Yo podría haber encontrado la respuesta al menos a una pregunta en todos estos años: Desire or will?

Luchar contra el tiempo y plazos es el peor enemigo de cualquiera, es mi Fausto de seis meses (mi hijo), ‘lleva ganando cualquier foco y compromiso‘ con las palabras. Después está la banda, Moonspell, el personaje principal de este libro, que aún está bien activo con todos los ensayos, producciones y conciertos que eso envuelve. Cuando digo a las personas que iré a escribir y avanzar el trabajo en la autopista, no estoy, al principio siendo deshonesto sobre eso. La escritura depende realmente de la autopista que tomamos. Si estuviéramos en un autobús de paseo por Europa, entonces se volvería más fácil y normalmente he sido un buen chico, entregándolas cosas a tiempo y hora, siempre que haya una conexión a Internet. Si hablamos de América del Sur o de conciertos aislados que envuelven muchos viajes de avión, viviendo inmediatamente en el turno de la noche, entonces las cosas cambian de forma para empeorar. Acabamos de hacer una pequeña gira por cuatro países incluso antes del plazo final para este libro. Tocamos en Chipre, en Grecia (dos fechas), en Turquía y en Bulgaria. La ruta de vuelos era heroica y el tiempo libre se terminó a través de su frágil cristal, hablo por mí. Aliviado de quehaceres técnicos de cualquier especie (¡eterna gratitud!), paso mi tiempo ‘libre’ durmiendo tanto como puedo, ya que si no duermo, quedo sin voz en la noche, y en el ínfimo tiempo que resta llamo a mi casa, doy entrevistas, o robo hasta algo del precioso tiempo que tengo para dormir para poder socializar con los fans y amigos, para llenar el cuerpo y el espíritu. Fue difícil invocar a la musa, ya que ella estaría dormida, o harta de esperar por la llamada, ‘fuera en busca de más pastos verdes espirituales’. Escribí algo en el avión. No me acuerdo dónde quedó.

He dicho esto, puedo dejar de jugar con tiempos verbales y flashbacks y flashbacks invertidos (humm ¿cómo se dice cuando se avanza para el futuro?). Será escrito o fue escrito en algún lugar en este libro, que la mayoría de los tiempos son duros para una banda y las personas no imaginan lo cuan intrincado es el proceso de administrar una, especialmente en estos días. En algún lugar en este libro se siente lo molesto por los relatos de dolor, como lo difícil que fue llegar, como fue difícil grabar aquello, cuantas horas tuvimos que esperar, cuantos kilómetros tuvimos que conducir. Sucumbirán los lamentos, estoy seguro. Por eso, aquello a lo que me propongo ahora, es uno de aquellos momentos ”para algo completamente diferente”, que espero que disfruten. Les voy a contar algo que fue fácil de hacer, que salió perfectamente y que reventó con nuestras expectativas – y las de toda la gente – y como fuimos verdaderamente amados por el público sin tener noción de eso. Les voy a contar la historia de nuestra canción Opium, y básicamente la historia de nuestro disco de 1996, Irreligious.

Los Moonspell comenzaron a ensayar en un pequeño pabellón, propiedad de la Freguesia local. Ensayábamos ahí desde los tiempos de Morbid God hasta el inicio de la era del Wolfheart. Ese edificio ya no existe.Pueden ver un vislumbre de él en el DVD del Lusitanian Metal, pero ahora un jardín floreció encima de él, asentando raíces en las energías Black Metal que dejamos atrás. Las cosas que nos sucedieron en aquel local podrían tener algunos capítulos propios.Los de Cradle of Filth ensayaron ahí, por ejemplo. A finales de 1994 comenzamos a hartarnos de los avisos de desalojo que el municipio nos echaba y también de la falta de respeto demostrado por algunos empleados de la Junta y por la población en general (llamaban a la cerrajería), haciendo nuestra vida particularmente difícil. Ya no estábamos para eso y decidimos buscar nuestra propia sala de ensayos. Después de algunas búsquedas, alquilamos un garaje doble (bueno, uno y medio) y nos mudamos a la parte vieja (Brandoa), para Alfornelos, la zona modera de la villa. Teníamos el Wolfheart por escribir y estábamos a punto de salir de gira. Acabábamos de firmar con Century Media. Como tal, creíamos que no podíamos compartir nuestro espacio con otras bandas y con ello, nuestros secretos,nuestras canciones, nuestros instrumentos que tantos nos costaron.Esto fue un gran paso para nosotros en esa fecha, pues teníamos que generar 250 euros por mes, para la renta y teníamos que comenzar a recuperar con la banda aquello que estábamos invirtiendo de nuestro propio bolso. Ese pasó, marco toda nuestra carrera. Desde entonces siempre fue cuestión de tener un espacio propio. No hay razón suficientemente valida para compartir el local de ensayo. El dinero es una disculpa pobre. Si fueras tan dedicado como nosotros éramos,encuentras la forma, ahorrando en cigarros, cerveza y chicas,renunciando hasta de comprar discos, sólo para asegurar tu privacidad y para tener la seguridad de que ya estás a la altura de desahogo. Las mayores batallas son siempre planeadas en un cuartel general seguro.

Muchas cosas pasaron entre esas paredes y techo.Todo ese espacio era una guarida y comenzamos a pasar ahí mucho tiempo, la mayoría de él a ensayar, pero también solo de visita.La banda cambió considerablemente. A la medida que el nivel de desempeño subió, las ramas mas flacas comenzaron a ceder y llegamos a la formación que grabó el Irreligious, con Ricardo ya en la banda. Hicimos ahí la mayor parte del disco, para entonces ya comenzábamos a hacer algunas cosas en casa, especialmente Pedro y Ricardo que siempre fueron grandes entusiastas de las nuevas tecnologías de grabación. Eso es bueno para mí, ya que me aborrece de muerte saber que mi voz tiene que ser comprimida, o llevar un bypass o sea lo que fuera. Una de las historias más notables que por ahí sucedieron, fue que Ricardo tocó para nosotros, en su guitarra,un riff genial y un refrán que me pareció colosal. También había una parte B que inculcaba nueva energía en la música antes del final épico que él estaba diseñando en su mente. Le llamé Fullmoon Madness y aún hoy me río al pensar que su antigua banda (Paranornal Waltz, de Portugal) rechazaron la canción por creer que no se encuadraba, o que no era brutal o suficiente para su repertorio. Me río nuevamente. ¡Ah, ah! Me acuerdo, también, de haber escrito alguna de mis canciones en Alemania cuando Pedro y yo paseábamos por la bella Heidelberg, y nos quedamos en casa de su madre que en aquella época trabajaba para la Deutsche Telekom.Además de ser la primera vez que visitaba una tienda IKEA (adoré las albóndigas y traje un pelador de ajos muy padre como regalo a la madre de Pedro, Ilda), regresé a casa con trabajos como Herr Spiegelmann y Raven Claws que, con la ayuda de Pedro, se desarrollaron en canciones completas, con líneas de voz Made in Deutschland.

Regresando al estudio en los suburbios de Lisboa, antes de tener preparado el álbum, estábamos con un amigo nuestro de Alemania (Markus Freiwald), que vino a ayudarnos con algunas grabaciones, ya que la Century Media, después del Wolfheart, estaba,digamos, muy curioso sobre nuestro próximo paso. El Wolfheart se convirtió en su disco de estrella, con mejores ventas de la época, y estaban moviendo las cuerdas para minimizar el peligro de pasarnos y entregarles algo que considerasen impropio. Eso estaba reservado para discos como el SIN y el The Butterfly Effect. Esa es la utopía delas editoras, intentar forzar direcciones musicales a sus artistas.Incluso a través de una ligera presión. Todos sabemos que los discos más asépticos de cualquier banda son normalmente aquellos en que intentan incorporar las ideas de las editoras en el resultado final. Es malo para todos. Makka era un amigo nuestro y estaba ahí solo para ayudarnos, en cuanto se divertía y comía bien en casa delos padres de Mike, donde se quedaba. Llegué allá y por lo menos, Ricardo, estaba, seguramente, tocando algo en la guitarra (¿no lo está siempre?) cuando Mike se le juntó con un patrón muy extraño de doble bombo que se volvió memorable y vicioso, con su mezcla perversa entre una tarola acompasada y espaciada y el plato de choque, y en cuanto a los bombos alternaban entre terceras partes más lentas y más rápidas, creando un ritmo con una vida muy propia y expresiva dentro de la forma como la música se estaba desenvolviendo. Aún hoy, cuando se le pide a alguien cantar Opium,la mayoría de las personas trataran de imitar el patrón de doble bombo doble en la batería; algunos cantaran la letra finalmente y murmurarán la linea de guitarra. En cuanto a las voces, me acuerdo perfectamente de, al escuchar lo poco que estaba ya escrito, me llevó sólo algunos minutos crear una línea vocal que encajaba bien y que era extremadamente pegajosa, aunque muy, muy simple. Las palabras Opium (quería escribir una canción sobre la forma, de cómo esta droga afectaba a los poetas de los siglos XIX y XX, pero particularmente ‘Desire or Will‘ simplemente surgieron, sin cualquier esfuerzo en mi mente. Después de eso, el resto de las letras se desenvolvieron libremente hasta al final apoteótico de la canción. Para ese tramo, decidí usar una frase de Fernando Pessoa (el más notable escritor de Portugal), extraída de un poema llamado Opiario, dejándola en su forma original en portugués, una decisión que vendría a convertir la canción más única, ahora que se había transformado en una pieza memorable una vez que todos los elementos encajaban: las voces, el feedback de teclados en el inicio y las guitarras sintetizadas.

Opium, es igual una gran canción. Es el hit de la carrera de Moonspell. No llega siquiera a tres minutos. Cabe en cualquier alineamiento y salva cualquier concierto. Independientemente de si se está tocando para un público de metal, gótico o hasta alternativo,las personas entraran siempre en la confusión para rockear al sonido de ella, tal como lo hacen cuando Temple of Love de The Sisters of Mercy resuena en las columnas de la discoteca, o cuando la Entre dos Tierras de los Héroes del Silencio aparece en el playlist de una noche dedicada a los años noventa. Claro que no fue un suceso tan global, pero dentro de nuestro universo, fue lo más aproximado posible. Los de Dimmu Borgir, rockean al sonido de Opium en su autobús en tour, Mille de Kreator cree que es la mejor canción gótica alguna vez inventada. En cuanto a mí, la creo, afortunadamente, fácil. Algo que no analizamos a través de conceptos y opiniones interminables. Una canción que nos tomó quince minutos escribir. Y que nos trajo, finalmente, nuestros,enteramente merecidos, quince minutos de fama”.

Álbum
Álbum

——-

Sobre la biografía oficial de Moonspell puedes adquirirla a través de la tienda en linea de la banda rastilho.com. Enlace directo:http://www.moonspell.rastilho.com/books-mags/detail/xx-moonspell-20-anos-fb72ba97d9/

Traducción libre: Ana B.M. con la colaboración de Omar Macedas y Emily de Luna E.. (Traducción meramente promocional.)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: