El bosque y el árbol

Tenemos nueva publicación en el blog de Fernando. Esta vez nos relata su opinión al respecto de la política en la Unión Europea y ¿cómo no?, de la presentación que la banda dio el domingo pasado en el #VL17. He aquí la traducción a nuestra casta y noble lengua.


Estoy en Frankfurt esperando el vuelo hacia Lisboa. Recién llegué con mi banda de la Ciudad de México, donde tocamos en un grandioso festival multicultural llamado Vive Latino. Genial y libertaria atmósfera. Tuvimos una estancia grandiosa en el país de los bad hombres* y solo un tonto se atrevería a menospreciar el magnífico legado histórico y cultural y el espíritu del trabajo duro y la diligencia de los mexicanos.

Llegando a Europa, es hora de mostrar el pasaporte una vez más y de someterse al detallado escrutinio de seguridad. Después de todo, los países dejaron de confiar los unos en los otros desde hace mucho tiempo y todos los apretones de manos que ves en el noticiario de las 8 no están pensados en sellar acuerdos que te protejan, sino en eludirte a ti y a tu concepto de libertad.

Me siento por un rato a beber algo de agua. En las noticias: Bloqueo electrónico (un nuevo invento de la administración Trump) para hacer grandiosos a los E.U.A. de nuevo. You buy our computers but you can not bring them on the plane ok?** Problemas de seguridad, fuentes anónimas, versiones alternativas, todo clasificado. Adelantándonos un poco están los Países Bajos, nación que siempre he admirado por ser genuinamente progresista (y por actuar mientras otros discuten sobre cualquier asunto), en los diarios nuevamente. Esta vez es sobre un idiota llamado Dijsselbloem, presidente del Euro Grup y Ministro de Finanzas de Holanda (todavía en servicio después de una tremenda derrota electoral) refiriéndose a sus contrapartes del sur de Europa como mujeriegos, proxenetas, putas y ebrios. Según él, las personas y estados de Europa del Sur gastan el bien ganado dinero de los europeos del norte en orgías (nota: ¡nosotros pagamos a nuestros acreedores con suficientes intereses como para mantener el sistema funcionando para fascistas como tú, Jeroen!). Otra vez, nada de disculpas, no hay consecuencias. Justo como en el caso de la eurodiputada polaca (Janusz Korwin-Mikke) quien no contenta con hacer el saludo nazi en sus apariciones públicas, avergüenza a las mujeres con sus fanáticos comentarios. De hecho, hubo una reacción (gracias, Srita. Iratxe Garcia Perez) pero por el bien del conocimiento de todos, no hubo sanción, reprimenda, despido del cargo, nada. Las instituciones se protegen a sí mismas.

Hoy en día se suponía que esto sería un artículo sobre lo que sucedió entre Turquía y Holanda, el signo de una guerra por venir. Mentalidades enfrentándose, carentes de cualquier guía moral. Erdogan convocando a nazis europeos, junto a personas que blanquean su discurso intolerable al decir que los turcos no tienen la más mínima idea de la dimensión de la ofensa ya que no formaron parte de la Segunda Guerra Mundial… Pero, ¡hey! Parece ser que están tomando la delantera en la tercera parte de una guerra que no perdonará a nadie. Estaba a punto de comparar eso cuando al menos 2000 personas fueron puestas en prisión por “ofender” a Erdogan (diciendo la verdad sobre él) en Turquía; Holanda estaba discutiendo el reducir la edad de los votantes, comenzando desde los 16 años (suficientemente grandes para coger). No puedo creer que ambos países pretenden discutir el concepto de democracia: Uno, rechazado por el voto popular, la extrema derecha y la violencia de salvajes (como Francia hará con Le Pen, ¡recuérden mis palabras!) y otro haciendo una vergonzosa campaña dentro y fuera de sus fronteras en pos de una dictadura.

Y entonces viene Dijsselbloem para decir eso sobre las economías sureñas. ¡Púdrete! Estoy realmente harto de cómo estas personas pueden ejercer como servidores públicos sin ser llamados a cuentas por nada en lo absoluto. De cómo personas como nosotros son linchadas si se atreven a decir que Europa no está funcionando, mientras un diputado, electo por el pueblo, hace el sieg heil*** por todos los rincones en la casa de la Unión Europea. Las instituciones le están fallando a sus ciudadanos al no tomar acciones inmediatas y despedir, al menos, a esos traficantes de odio de los puestos que ocupan, poniendo a personas que mínimamente puedan cerrar la boca. ¿Dónde está la indignación? ¿Qué hacen los políticos cuando se topan con estos seguidores en los corredores del poder? ¿Se estrechan la mano, se ríen juntos y hacen chistes misóginos sobre las mujeres?

Sé, de hecho, (y mis amigos en Holanda, Polonia y Turquía me van a tener que echar una mano con esto) que muy pocas personas que residen en esos países apoyan tales ideologías. Casi la totalidad las desprecia. De hecho, ellos son diferentes, muy diferentes de la imagen que sus gobiernos proyectan en la publicidad, justo como muchos estadounidenses sufren por la nueva invención del estúpido blanco que ocupa la Casa Blanca. Turquía se reconstruyó nueva bajo una regla secular, solo eso previno, quizá, un auténtico pandemonio en Europa. Ahora ese espíritu se ha ido y Erdogan afila sus cuchillos ante una Europa que cortejó con dinero y poder hace dos años atrás. Holanda es tierra de Erasmus, de libertad de culto, hacia donde huyeron los judíos, la tierra de la tolerancia, de la marihuana legalizada, de los matrimonios, sí, de todas esas cosas que los discípulos de los lobos en el poder desprecian por ser liberales. Un ciudadano polaco que hace el saludo nazi debería ser sancionado y arrestado por traición.

Los árboles están tomando el bosque. La hilera de árboles ya no luce hermosa. El mundo ya no es gracioso. Y aquí estamos, divididos, tratando de justificar, entender y acomodar todo en un contexto de racismo, fanatismo y fascismo. El chaleco no le quedará a nadie y estoy horrorizado al ver que nada va bien. Regresan las fronteras, los perros afilan sus colmillos y los ejecutores limpian sus espadas. Estamos siendo cortados de raíz, vueltos impotentes por la información, por la persona que está sentada a nuestro lado, cabeceando, mientras Trump habla y manda a miles hacia una muerte segura.

Es hora de talar los árboles enfermos y abrir un camino en el bosque para la inteligencia de la humanidad en pos de prosperar. De lo contrario, nuestros días estarán contados.

images1


Glosario Metalero:

* Referencia a la conversación entre Donald Trump y el presidente de México, donde el mandatario estadounidense usó ese termino para referirse a los cárteles de la droga. No obstante, el término se difundió como una forma de referirse a los mexicanos, en general,  por pate de quien ocupa la Oficina Oval.

** “Ustedes pueden comprar nuestras computadoras, pero no las pueden subir a los aviones”.

*** Es decir, el saludo nazi.

Fuente original: The Portuguese Wolf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: