Moonspell, la banda de heavy metal que “arrasó” en medio de los libros, por Expresso.

   A casi más de una semana de la visita de Moonspell a la Ciudad de Guadalajara, los medios portugueses que también visitaron nuestro país a consecuencia del evento anual más importante de Guadalajara y, tal vez, hasta de nuestro país, la Feria Internacional del Libro, alzaron la voz en tierras lusas ante el éxito de una de sus más representativas bandas, a veces ignorada, a veces reconocida, de metal portugués: Moonspell.

  Uno de los medios de noticias más importantes en Portugal, Expresso, cubrió la visita de Moonspell en México y tuvo el buen tino de conversar con el frontman de la banda, Fernando Ribeiro.

   Es por eso que el Street Team de Moonspell no dudó en compartir para los fans mexicanos lo que millares de ojos portugueses leyeron al respecto de lo que muchos logramos vivir. El texto orinal se encuentra aquí, mismo que ponemos a su disposición y que invitamos a abrir, ya que contiene vídeos donde amigos del ST son entrevistados.

   Así que aquí queda la traducción de la sección cultural que la periodista Joana Beleza escribió para Expresso:

 

mw-680
Foto: Joana Beleza

 

   En México, el vocalista de la banda portuguesa, Fernando Ribeiro, dio una conferencia sobre Fernando Pessoa y el auditorio se llenó. Más tarde, el grupo se unió para el lanzamiento de la biografía “Lobos que foram homens” y la sala se llenó de fans a libro abierto para pedir autógrafos. Un día después, la tierra tembló cuando cerca de tres mil mexicanos vestidos de negro hicieron reventar por los bordes la segunda mayor feria del libro del mundo. El concierto de Moonspell en Guadalajara marcó el derrumbar del “falso nicho del mercado” de la banda portuguesa: “estar en la feria del libro es una conquista contra cierto prejuicio nacional”.

   Es por el miedo que entramos en el concierto de Moonspell. “En nombre del miedo, del miedo sin fin, en la ira de los dioses, caímos en fin”. Estamos en México, pero estamos en Portugal. Es 2018, pero es 1755, el álbum más reciente de la banda portuguesa, que versa sobre la catástrofe que dilaceró a Lisboa, rasgando a la mitad un imaginario de oscuridad y fantasmas, territorio perfecto para una noche de heavy metal. Fernando Ribeiro entra al escenario empuñando una lámpara, apertura teatral que a lo largo de la noche tendrá otros momentos épicos, como aquel en el que yergue una cruz da la cual emanan lasers rojos.

   “Dime quién viene ahí, dentro del mar de nadie. Qué fuerza es esa que no se contiene, que fuerza es esa que no… No, no dejará piedra sobre piedra. No, no quedará nadie sobre la tierra.” En coro, con el vocalista, tres mil gargantas mexicanas. Se celebra la lengua portuguesa en un ambiente sombrío, lleno de guitarras graves y distorsionadas. El concierto, de alta intensidad, ha de durar hora y media, con derecho a dieciséis canciones, entre las más recientes – “Em nome do medo”, “1755”, “In Tremor Dei”, “Ruinas” y “Desastre” – y los clásicos “Opium”, “Everything Invaded”, “Herr Spigelman” y “Alma Mater”. Cerrando la noche a la celebración de “Full Moon Madness”, de la cual hace parte el verso “Lobos que foram homens”, adoptada como título de la biografía escrita por el periodista Ricardo S. Amorim y presentada en la Feria del Libro de Guadalajara por José Luís Peixoto, uno de los escritores portugueses más conocidos en México.

  Horas antes del concierto, en entrevista para Expresso, Fernando Ribeiro habló sobre la traducción del proyecto biográfico llevada a cabo por dos [en realidad tres] fans mexicanos y explicó que, al no encontrar una editora para publicar en México, la banda decidió buscar una gráfica para imprimir el libro. “Tiene mucho qué ver con el espíritu del heavy metal. Nos movimos para que las cosas sucedieran, no nos quedamos esperando”, afirma Ribeiro.

“LLEVAMOS A MOONSPELL MÁS EN SERIO QUE NUNCA”

   Juntos desde hace más de veinticinco años, Aires Pereira, Miguel Gaspar, Pedro Paixão, Fernando Ribeiro y Ricardo Amorim dan más de cien conciertos al año. “En años buenos, logramos hacer de ciento treinta a ciento cincuenta conciertos, pero, de esos, menos de cien, son en Portugal”. Harto de ver al grupo encasillado como “un nicho de mercado”, Fernando Ribeiro habla de una banda “totalmente apasionada” por aquello que hace, pero “totalmente profesional”, que concreta agendas a lo largo de un año o más. Para soportar la vida de gira, el secreto es “colocar a Moonspell un poco por encima de la vida personal de cada uno. Hoy, que tenemos familia e hijos, llevamos a Moonspell más en serio que nunca”.

   Por la cuarta vez en Guadalajara, y de partida para un concierto en la Ciudad de México, con boletería agotada desde semanas previas, Fernando Ribeiro siente que “hay un Portugal institucional que nunca se fijó en Moonspell y que en esta feria del libro quedó sorprendido con el fenómeno. Probablemente ahora avanzamos años luz en la relación de Moonspell con ese Portugal institucional”, dice.

   Para la banda portuguesa de heavy metal, la asociación con un evento literario en México tiene todo el sentido, porque además de las pruebas dadas en aquel país, es también a los libros que van a buscar parte de la inspiración para el trabajo que desarrollan. “La canción Opium dio la vuelta al mundo y tal vez haya metido las palabras de Fernando Pessoa en muchos labios pintados de negro”, afirma Ribeiro en la conferencia que dio en la FIL sobre Fernando Pessoa, para después agregar otros autores que lo iluminaron en la escrita de las letras de Moonspell: “Quería escribir sobre un Portugal más encajado en el mundo místico, de las esquinas dark de París, Londres, pero también de Lisboa, con ciudadanos que agonizasen en los viajes y en las ciudades, un mundo al que pertenecen Kafka, Herman Hesse, Goethe, Suskind, Borges y Rimbaud”.

   Además de vocalista y autor de las letras de la banda, Fernando Ribeiro es también editor de Alma Mater Books, donde salió recientemente el libro “Nas Noites Tranquilas”, de Till Lindermann, vocalista de Rammstein. Sobre el cambio de hábitos de consumo en la era de lo digital, Ribeiro dice que el público de heavy metal es aún muy fiel a la compra de discos. “La ciudad #1 que los oye en Spotify es la Ciudad de México, pero para nosotros aún es muy importante entrar en los tops de otros países, porque es eso lo que nos trae las invitaciones para salir a tocar”.

“EL ARTE ES NEGOCIAR CON LA OSCURIDAD DE ACÁ ADENTRO”

   Nacido y criado en un suburbio en la periferia de Lisboa, Fernando Ribeiro vio muchos de sus amigos de la infancia sucumbir al drama de la toxico dependencia, pero sobre aquellos que se volvieron artistas tanto en la periferia del norte como en la periferia del sur de Lisboa no tienen dudas: “son los mejores artistas de Portugal y son muy importantes para la escena portuguesa, porque desde que haya desesperación e insatisfacción, como hay en los suburbios, habrá creatividad.”

   Para el vocalista de Moonspell, “arte es negociar con la oscuridad de acá adentro” y esto de ser artista “no es cómodo” – cuando lo fuera, “el artista morirá”. A pesar de la longevidad de la banda y de la impresionante carrera internacional, Moonspell siente que nunca fue realmente reconocido en territorio nacional: “Ya vivimos prácticamente todas las mareas. Siempre pasamos al margen de las modas. El hip hop fue gigantesco en Portugal, pero Moonspell también vendió discos y llenó coliseos. Después el pop fue gigantesco y nosotros también allá estábamos. Ahora son los cantautores… ok, también acá estamos”.

   De camino para los treinta años de carrera, Moonspell garantizó que no se acomodarán ni se dejarán impresionar con el éxito. Los millares de fans nos siguen de concierto en concierto impresionados con su entrega y pasión en el escenario. Fieles a la música, son como lobos en una jauría universal. Al final en el concierto en Guadalajara, cuando finalmente los músicos se relajan y platican con algunos amigos portugueses y mexicanos, alguien en el backstage comenta que, después de esta embajada cultural en la mayor feria del libro en español, solo les falta la Medalla de Comendador.

   Expresso viajó por la invitación de la comisaría para la participación portuguesa en la FIL Guadalajara 2018.


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: